obsidiana

El poder de la obsidiana

El poder de la obsidiana Soy Pilar, vidente y tarotista en Wengo. Hoy quería acercaros a una terapia muy potente y eficaz, que he podido probar personalmente, y que también han usado algunas de mis clientes con resultados muy positivos. Podemos describir la terapia de la obsidiana, desarrollada por Ana Silvia Serrano, como un proceso de sanación, de conexión con nuestras emociones interiores, de equilibrio mental y de desarrollo espiritual. La obsidiana, conocida y usada por las civilizaciones precolombinas desde los olmecas, tiene la  propiedad fundamental, que puede provocar miedo y rechazo, de poner a nuestra “sombra” jungiana (los aspectos negados o reprimidos de la psique) delante de nosotros mismos y obligarnos a reconocernos en ella. Esta piedra tiene la virtud de purificarnos liberando las energías enquistadas en nuestro cuerpo físico, emocional o mental. La obsidiana actúa como una llave que abre los registros de nuestro inconsciente, llevándonos a una liberación y comprensión de  nuestra vida y situación desde los aspectos simbólicos, no racionales de la mente. De aquí su aplicación para la evolución personal. El sistema de creencias racionalista y patriarcal de nuestro mundo, basado en la negación de lo emocional, en el rechazo de los sentimientos, en el miedo al amor, en la división y mutilación de nuestra integridad espiritual, nos limita y nos hace sentirnos inconclusos, divididos, con la sensación de no tener el control de nuestras vida. Nuestra parte femenina o ánima, nuestra sensibilidad y vulnerabilidad no encuentran espacios donde manifestarse. Como mujeres, nos sentimos especialmente afectadas por todos estos síndromes que también se traducen en dolencias físicas y mentales. El objetivo de la terapia es la liberación de las memorias arquetípicas que operan en nuestro inconsciente colectivo, causantes de estos desequilibrios. En nuestro cuerpo , en nuestros sueños, en nuestros actos fallidos, en nuestras relaciones, nuestro inconsciente se manifiesta, poniendo la atención en los aspectos sombríos. Al profundizar en nuestra mente inconsciente, conocemos nuestros patrones de comportamiento, actitudes adictivas y todo aquello que desconocemos de nosotros mismos. En el plano mental, la obsidiana nos ayuda a detectar conductas o patrones de pensamiento limitantes y nos facilita mirar en nuestro interior para así conocernos a nosotros mismos. Así se abre una vía para “reaprender” desprendiéndonos de aquello que nos mantienen repitiendo las mismas pautas de conducta. En el plano físico, nos ayuda a superar enfermedades ya que al recuperar nuestro potencial anímico va sanando las emociones que sustentan la enfermedad. En lo emocional, al liberarnos de los lastres del pasado nos deshacemos de los miedos inconscientes que encadenan e impiden los cambios, desaparece el victimismo y reaparece la voluntad de cambio y evolución. En lo espiritual, el proceso de depuración y limpieza de la terapia supone el inicio de un gran cambio y evolución que nos conecta al conjunto emocional del planeta, ayudándonos a percibir nuestra voz interior en conexión con el TODO. La terapia con geometrías de obsidiana es simple pero necesita un proceso y metodología rigurosa con el apoyo de un terapeuta, ya que el acceso a los contenidos reprimidos o negados del subconsciente puede ser contraproducente si no son debidamente seguidos. Por ello se requiere de un compromiso y un seguimiento periódico, en donde se abordan estos contenidos que van emergiendo del inconsciente con el apoyo de un profesional clínico y el cuidado de los tiempos de aplicación y descanso. Este artículo fue escrito por Pilar  vidente. Para hacer una consulta con Pilar haz clic aquí abajo :

Category: